¿Te llamamos?

Quiero información...

He leído y acepto la

O si lo prefieres

Tipos de servicios auxiliares

A través de los servicios auxiliares o de outsourcing las empresas pueden favorecerse con algunos beneficios tales como el ahorro de costes y tiempo, disponer de servicios especializados, aumento de la eficacia, dedicar el tiempo y recursos a su negocio principal, flexibilidad, disminución de riesgos, etc….

Sin embargo, dentro de una amplia oferta, ¿qué servicios auxiliares es mejor subcontratar? La fórmula para cada empresa será distinta, pero como regla general podemos afirmar que los tipos de servicios auxiliares para empresas que es mejor subcontratar son aquellos que no están relacionados con la actividad principal del negocio, que sean puntuales, o aquellos en los que la flexibilidad o especialización aporten beneficio.

Como ejemplo, a continuación se destacan 5 casos que en una mayoría de ocasiones compensa subcontratar.

Servicio auxiliar de limpieza

Las tareas de limpieza, son determinantes para ofrecer una experiencia de trabajo agradable a los empleados, ofrecer una buena imagen y para potenciar la promoción de la salud al reducir cualquier riesgo de incidente. Sin embargo, por norma general no aportan valor al corazón de un negocio.

Por ello los servicios de limpieza suele ser recomendable externalizarlos. De esta forma la contratación y responsabilidad sobre el personal recaerá sobre la empresa contratada (bajas, vacaciones, etc…), eliminando muchos costes de gestión y ganando en eficacia y flexibilidad al contar con servicios especializados, lo que finalmente conllevará un ahorro de costes.

Además, este servicio se ajusta a las necesidades de la propia organización en cuanto a horario de trabajo se refiere para realizar estas tareas sin afectar al ritmo de la plantilla.

Outsourcing tecnológico

Las nuevas tecnologías forman parte de la realidad actual y afectan a la productividad y resultados de los negocios. Sin embargo, los avances del sector son constantes. Para garantizarse el poder disponer siempre la última tecnología y de personal informado de los últimos avances, habitualmente las empresas recurren a la subcontratación de empresas especializadas.

Servicio de azafatas

Las empresas cuidan su imagen de marca por medio de la participación en eventos, congresos y reuniones. A través de un servicio de externalización, un negocio puede contar con azafatas especializadas en distinta temática: protocolo, feria, congresos, promotora e imagen.

Una de las razones por las que es recomendable recurrir al outsourcing en torno a este campo es porque este tipo de eventos se organizan de manera puntual a lo largo del año a través de una agenda de actos que se contextualiza en el programa de unos días específicos. Contar con un servicio de externalización permite encontrar una respuesta eficaz a las necesidades de la empresa sin tener que dedicar altas dosis de tiempo en tareas de recursos humanos.

Este tipo de eventos son determinantes para posicionar una marca en un nicho de mercado al ofrecer una imagen de solvencia y profesionalidad. Sin embargo, es fundamental evitar cualquier tipo de imprevisto en la gestión de este tipo de actos para que el evento sea todo un éxito. A través de la colaboración con una entidad que cuenta con servicios auxiliares, se puede disponer de talento especializado para programar estos eventos corporativos con la frecuencia deseada.

Servicio de recepcionistas

Una excelente atención al cliente es un elemento fundamental para la competitividad de la empresa. Los profesionales que realizan tareas de recepción se encargan de la gestión de las salas, la atención a los visitantes, la atención de la centralita, etc. Gestiones fundamentales para que una empresa ofrezca una imagen de profesionalidad.

Y el mejor modo de poder seleccionar a perfiles cualificados y competentes para ocuparse de estas tareas y evitar problemas causados por la gestión de bajas, vacaciones, horarios, etc… es a través de un servicio especializado, que aparte de ahorrar costes, puede ayudar a la empresa a ofrecer un servicio de mayor calidad.

Servicio de mantenimiento

La infraestructura de un negocio siempre puede requerir labores de mantenimiento. Las necesidades de mantenimiento pueden variar mucho de unos momentos a otros, y requerir diferentes servicios técnicos, razón por la cual los servicios de mantenimiento también se suelen subcontratar.

En este caso, se podrá contar con personal que se encuentra permanentemente disponible para ofrecer soluciones constantes ante las demandas de mantenimiento de la empresa, permitiendo adicionalmente reducir de manera considerable el gasto destinado a tal fin.

El empresario puede tener la tranquilidad de que, ante cualquier incidente que se produzca en la empresa, recibe una respuesta adaptada de manera urgente.