¿Te llamamos?

Quiero información...

He leído y acepto la

O si lo prefieres

seguridad en las empresas _imagen

Muchas veces, las empresas pueden verse sometidas a robos, ya sea por parte de los empleados o por parte de personas externas a la misma. Hoy en día, también son comunes los ciberataques que tienen como objeto apropiarse de datos confidenciales que pueden venderse después. Para evitar estos contratiempos, es fundamental tener un buen sistema de seguridad en las empresas.

¿Cómo evitar robos en las empresas?

Hay varias maneras de evitar robos en las empresas y en ningún caso puede dejarse nada al azar. Estas son algunas de las medidas que pueden tomarse como prevención.

Atención a los empleados

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los empleados son la forma más fácil de acceso a la empresa. Por este motivo, hay que instruirlos para que tengan siempre presentes ciertas medidas preventivas. Esto implica hacer un buen uso de los controles de acceso, no dejar contraseñas a la vista, encriptar los datos y todo aquello que pueda proteger la compañía.

Por otro lado, no hay que olvidar que a veces son los mismos trabajadores los que cometen los robos. Normalmente se trata de pequeños hurtos, pero lo cierto es que estos se notan a la larga. Por eso, un consejo es no permitir que los empleados entren con bolsas en la zona de producción.

Por otro lado, hay que estar atentos a las señales que indican comportamientos sospechosos por parte de algún trabajador. Ejemplos de esto son los empleados que no quieren tomarse vacaciones, personas que se ponen nerviosas ante preguntas sencillas y rutinarias o el hecho de que haya cambios significativos en el negocio cuando un trabajador no está.

Hacer auditorias internas

No hay nada que guste más a un ladrón que la falta de control interno. Por eso, hacer auditorías sobre gastos, efectivo, inventario y todo aquello que pueda afectar a la compañía es siempre una buena idea. Esta es una excelente herramienta para mantenerse al día sobre la situación e identificar cualquier problema que haya que subsanar.

Cuidado con los ciberataques

Hoy en día, con el auge de internet, los ciberataques son algo que afecta a veces a las empresas. Esto tiene como objetivo el conseguir información valiosa que pueda venderse o utilizarse para otros fines.

Con el fin de evitar estos ataques, es importante contar con un buen sistema de ciberseguridad, así como encriptar todas las contraseñas que haya guardadas en el ordenador. Por supuesto, no es aconsejable anotar las claves en papeles que se guarden en la cartera, en los cajones o incluso se dejen en la mesa. Algunos robos de información se han producido por parte de empleados que no estaban contentos, por lo que es mejor que solo tenga acceso a las contraseñas quien realmente las necesita.

Por último, respecto a este tema, hay que destacar la precaución respecto a los virus. Para evitar que estos entren en los equipos de la empresa, lo mejor es evitar abrir enlaces de remitentes desconocidos.

Usar medidas de seguridad en las empresas

Toda precaución es poca y las medidas de las que se hablará a continuación se convierten en un imprescindible cuando se trata de evitar robos. Dos ejemplos son los controles de acceso y los sistemas de alarma, que ayudarán a impedir que entren en el local personas externas a la compañía. Por otro lado, para mantener el dinero en efectivo a salvo, es conveniente contar con una caja fuerte.

También es aconsejable disponer de un sistema de videovigilancia o de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión). Se puede situar tanto en el interior como en el exterior del local y lo bueno de tener cámaras es que estas delatarán al autor del robo si es que este se produce. Esto es especialmente útil cuando el ladrón es un empleado.

Además, depende de la naturaleza de la empresa, puede ser conveniente contar con personal de vigilancia que se ocupe en persona de que no entren en la compañía sin permiso individuos ajenos a la misma.

¿Qué pasa si se produce el robo?

Si se siguen todas estas precauciones, se reducen mucho los riesgos de que se produzcan robos. No obstante, en el supuesto caso de que esto pase, lo mejor es contar con un seguro y poner el asunto en manos de las autoridades que correspondan. También será conveniente revisar qué ha fallado para subsanarlo.

En el caso de que el autor del robo sea un empleado, este debe ser despedido. De esta manera, quedará claro para el resto que no se puede tener este comportamiento tan poco ético, pues en ningún caso va a quedar impune.

Como se ha podido ver, hay muchas medidas de seguridad en las empresas que se pueden tomar para prevenir los riesgos de robo. Siguiendo estas precauciones, es mucho más difícil sufrir contratiempos que pueden afectar severamente al futuro de la compañía, de modo que es conveniente ponerlas en práctica.