¿Te llamamos?

Quiero información...

He leído y acepto la

O si lo prefieres

seguridad casa imagen

La seguridad en casa es una de las principales preocupaciones de las familias españolas. Por lo tanto, los propietarios suelen encontrarse ante la continua búsqueda de los sistemas más efectivos en garantizar la seguridad del hogar.

Ante este asunto de suma importancia, la definición de seguridad en la vivienda será analizada, así como las diferencias sustanciales que existen entre los riesgos presentes en cada tipo de hogar. Finalmente, dando respuesta a la pregunta del título, se hará referencia a las principales medidas de seguridad que pueden aplicarse en todos los casos.

 

El concepto de la seguridad

En general, la seguridad del hogar puede definirse como aquella dificultad presentada ante posibles atacantes (fundamentalmente ladrones) imposibilitando que lleven a cabo sus deseos de asalto.

Tal imposibilidad puede presentarse tanto en forma de medidas de disuasión (cámaras visibles, altos muros, vigilancia 24 horas) como en forma de medidas de detección y aviso directo a las autoridades.

 

La seguridad según el tipo de vivienda de que se trate

Más allá de lo expuesto en el apartado anterior, resulta oportuno prestar una atención especial a las diferencias que existen con respecto al concepto de seguridad, según se aplique a un tipo de vivienda o a otro:

 

  • Seguridad en viviendas unifamiliares: En atención a las últimas estadísticas publicadas, las viviendas unifamiliares o chalets son, de todos los tipos de residencia, la más expuesta a atacantes, precisamente por ser una casa independiente. A esto se suma el hecho de que son viviendas generalmente ubicadas en la periferia de las ciudades, contribuyendo así a la creación de una falsa sensación de desconexión con los proveedores de seguridad. En estos casos, la seguridad suele construirse sobre elementos tales como:
    • Pertenencia a un grupo más amplio de viviendas, como en el caso de las urbanizaciones. Lo ideal es que cuenten con seguridad privada.
    • Construcción de altos muros de seguridad y existencia de un único acceso frontal a la vivienda.
    • Instalación de sistemas de alarma y aviso (como los tratados en el último apartado), especialmente detectores perimetrales que avisen al propietario y a la policía en caso de traspaso.

 

  • Seguridad en pisos y bloques de viviendas: En general, se trata de viviendas situadas en núcleos urbanos, que presentan una alta interconexión entre cada una de las casas individuales, dificultando en gran medida los asaltos, especialmente en aquellos pisos situados en las plantas superiores. Sin embargo, no por ello son plenamente seguros. Lo que es más, la sensación de seguridad que proporciona el pertenecer a una comunidad, da lugar a un descuido general de otros sistemas de protección. En general, los sistemas de seguridad ideales para estas propiedades son:
    • Presencia de portero o de otro tipo de vigilancia y control de accesos.
    • Instalación de sistemas de alarma y aviso (como los tratados en el último apartado), especialmente de tipo sonoro que avisen a la policía y al resto de vecinos.

 

Las mejores y más efectivas medidas de seguridad en el hogar

Desde Segurservi, teniendo en cuenta las referidas diferencias entre clases de vivienda, se asevera que la única casa segura es aquella protegida. Ninguna propiedad está plenamente salvaguardada de por sí, y ninguna es insegura si se ampara lo suficiente.

Por este mismo motivo, es preciso puntualizar los mejores y más efectivos sistemas y medidas de seguridad aplicables al hogar, sea del tipo que sea, incluso si se trata de segunda residencia:

 

  • Las alarmas para el hogar: Ideales para avisar tanto a los vecinos como directamente a las autoridades (públicas o privadas) de forma inmediata.
  • La videovigilancia: Permiten captar en imagen los posibles intentos de asalto, siendo muy útil tanto para la vigilancia en vivo como para la persecución de los delincuentes.
  • La seguridad perimetral: Especialmente indicada para los casos de viviendas independientes alejadas de núcleos urbanos.
  • Las cerraduras de seguridad: Impiden a los atacantes el traspaso de los accesos a la casa.
  • La sensación de presencia de personas: Cambios de luces o el encendido automático de la televisión, disuaden en gran medida a los potenciales ladrones.
  • Los vigilantes de seguridad o conserjes: para controlar los accesos y responder ante cualquier incidencia.

 

 

Medidas y consejos para mantener el hogar seguro en vacaciones

Es habitual la asociación de casas vacías con casas vulnerables, por lo que los asaltantes aprovechan este momento de aparente vulnerabilidad para atracar los hogares. Sin embargo, las casas pueden estar protegidas ante cualquier intruso, incluso cuando se encuentran vacías. Para ello, empresas como Segurservi, especializadas en el sector, recomiendan la adopción de ciertas medidas de seguridad.

 

En cuanto a medidas básicas que no requieren intervención profesional se aconsejan aquellas tales como:

  • No dejar las persianas bajadas ya que es una señal clara de que la casa se encuentra vacía.
  • No dejar pertenencias a la vista que puedan llamar la atención de posibles asaltantes.
  • Pedir a algún vecino o persona de confianza que recoja el correo para que no se acumule evidenciando que no hay nadie en casa.
  • No informar en redes sociales de nuestros movimientos, y por tanto no informar de en que momento exacto nos encontramos de vacaciones.

 

Respeto a las medidas más eficaces, ya a nivel profesional, se encuentran:

  • Instalación de una alarma, que tendrá un efecto disuasorio y avisará además a las autoridades en caso de incidencia.
  • Instalación de sistemas de videovigilancia, que poseen también un efecto disuasorio y permiten también actuar con mayor facilidad frente a cualquier traspaso.
  • Control de acceso a las instalaciones, sobretodo en urbanizaciones, edificios u oficinas, a través de un conserje o personal de seguridad.