¿Te llamamos?

He leído y acepto la

O si lo prefieres

imagen prevenir hurtos

Prevenir hurtos en la calle es un objetivo muy importante para cualquier persona. La seguridad es clave en hogares y negocios, pero también durante un paseo por el barrio.

8 consejos para prevenir hurtos

Existen distintas medidas que conviene poner en práctica.

1. Llevar poco dinero en la cartera

Es importante no llevar una elevada cantidad en el bolso o la mochila, ya que, además, el propio desplazamiento aumenta el riesgo de perderla. Pero también existe el de que otra persona pueda ver el dinero si el cliente lo muestra en el momento de realizar un pago en una tienda. Conviene contar con la cantidad necesaria para hacer los recados del día. Existen otros artículos que también tienen más valor económico. Por ello, hay que tener cuidado con esos objetos para protegerlos. Es recomendable no mostrarlos en cualquier lugar.

2. Barrios más seguros

Es adecuado priorizar las zonas más tranquilas al pasear por el municipio habitual. Resulta aconsejable buscar información para conocer cuáles son los barrios más seguros al planificar un viaje de vacaciones. Al caminar de noche, es positivo hacerlo por las calles que se encuentren mejor iluminadas. También resulta posible volver a casa en taxi, en compañía de otra persona o en un servicio de transporte urbano.

3. Cuidado con el bolso o la mochila

Existen algunas medidas de seguridad que conviene aplicar al respecto. Al acudir a una cafetería, por ejemplo, el cliente no debe separarse de sus pertenencias. Debe tenerlas cerca en todo momento. Aunque un bolso es un complemento de estilo, conviene hacer un uso práctico de este accesorio.

Por ello, es recomendable llevarlo en la parte delantera del cuerpo para tenerlo siempre visible. Esta recomendación es útil en cualquier situación, pero todavía más en las zonas en donde hay una mayor concentración de gente. Incluso cuando la persona está en un entorno que conoce bien, no debe confiarse en exceso. Aunque existan menos posibilidades de que se produzca un robo, la probabilidad no se reduce a cero.

4. Evitar aglomeraciones

En la actualidad, es muy importante mantener la distancia social. Pero, cuando la sociedad recupere el ritmo habitual, conviene evitar, en la medida de lo posible, las aglomeraciones, ya que, en ese contexto, aumenta el riesgo de sufrir un robo. Es importante que la persona se sitúe en un lugar en el que pueda observar aquello que ocurre a su alrededor. Además, resulta esencial que tenga la capacidad de moverse cuando se encuentra en ese escenario.

5. Cuidado con las redes sociales

Las redes sociales son unos medios de comunicación que ofrecen mucha información personal sobre uno mismo. Por ejemplo, las fotografías pueden mostrar las localizaciones y los escenarios habituales por los que alguien pasa a diario.

Por tanto, el ser humano debe buscar la seguridad en la calle, en el hogar y también en las redes sociales. Existe una conexión evidente entre lo online y lo presencial. Es positivo que una persona disfrute de una rutina diaria. Pero no debe compartir los datos más relevantes de esa jornada en este medio.

6. Horario para sacar dinero del cajero

Con determinada frecuencia, la persona necesita acudir al banco para sacar dinero. Para reducir el riesgo de robo en ese momento, es preciso adoptar algunas medidas de seguridad. Por ejemplo, es mejor realizar esta gestión durante el día, en lugar de esperar a que oscurezca. Dentro de la jornada, resulta preferible completar este trámite cuando el banco está abierto. En ese caso, los profesionales están trabajando en el interior de la oficina.

7. Mejorar la seguridad en la entrada a casa

La cercanía del hogar produce la tranquilidad de un entorno familiar, pero la prudencia también debe mantenerse en esta zona. Por ejemplo, conviene cuidar la iluminación en el exterior para tener más visibilidad en la entrada. Por otra parte, es relevante evitar aquellos errores que suponen un peligro potencial.

Nunca debe dejarse la llave de la puerta principal debajo del felpudo. Si la puerta está abierta al llegar a casa, no entres al recibidor. Es preciso llamar a la policía si existe la sospecha de un robo en el interior.

8. Poner atención en el entorno

Es recomendable que, cuando una persona camina por la calle, esté atenta a ese momento. En primer lugar, lo disfruta más. Además, va a incrementar su cuidado personal. Existen distracciones frecuentes que están muy incorporadas en el estilo de vida actual. Por ejemplo, cuando alguien habla por teléfono durante mucho rato mientras pasea por la calle, su atención se centra en la conversación. Todo aquello que pasa alrededor queda en un segundo plano.

Estos consejos para prevenir hurtos son medidas concretas que una persona puede poner en práctica. Conviene observar esta suma de acciones como gestos que, cuando se ponen en conexión, incrementan todavía más la protección personal.