¿Te llamamos?

He leído y acepto la

O si lo prefieres

externalizacion de servicios _imagen

Para gestionar un negocio es muy importante poner atención a los distintos apartados del mismo y contar con el conocimiento especializado para llevar a cabo cada tarea. La externalización de servicios facilita esta colaboración entre la empresa que busca esta ayuda externa y el equipo especializado que acompaña a la entidad en el cumplimiento de un objetivo específico.

 

¿Qué es la externalización de servicios?

La externalización de servicios, también denominada outsourcing, es la contratación de una empresa especializada para que lleve a cabo tareas específicas de nuestro negocio que no forman parte de los procesos estratégicos, en lugar de contratar empleados propios para la realización de dichas tareas.

A través de esta forma de colaboración tan demandada actualmente, una entidad fortalece el talento de su equipo al sumar el conocimiento especializado de los profesionales que ofrecen este servicio.

 

Las principales ventajas de la externalización de servicios

Estos son algunos de los aspectos que conviene considerar en la contratación de este tipo de servicios:

1. La flexibilidad. Podremos contratar los recursos destinados a cada tarea en función de las necesidades operativas de cada momento, sin necesidad de generar sobrecostes por tener que redimensionar los recursos para las épocas de mayor carga operativa.

2. La especialización. A través de la externalización de servicios podremos contar con personal especializado en la tarea contratada y que dispone de los recursos materiales idóneos para su realización, mejorando la eficacia y rentabilidad.

3. Calidad y precio. Una de las razones por las que el outsourcing ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años es la relación calidad precio. La inversión destinada mejora la rentabilidad, debido a la curva de experiencia de la empresa contratada, ahorrando costes a la vez que obtenemos un servicio mejor.

4. Valor añadido. Un profesional que dirige una empresa es consciente de la responsabilidad que tiene en las decisiones que toma porque cada medida produce un efecto. Contar con la opinión de profesionales especializados puede ser un elemento fundamental para aportar valor al proyecto desde el punto de vista corporativo.

 

Consejos para externalizar servicios en las empresas

Las ventajas de este servicio son importantes, sin embargo, más allá de estos posibles beneficios conviene contextualizar esta decisión en torno al caso en concreto. ¿Qué aspectos conviene considerar?

1. En primer lugar, la externalización no es un fin en sí misma, sino un servicio de ayuda a la empresa. Conviene llevar a cabo un análisis de las necesidades de la entidad para implementar las medidas necesarias para afianzar el proyecto. De este modo, esta es una decisión que hay que valorar cuando la empresa realmente necesite poner en práctica esta colaboración.

2. Diálogo con la empresa. Para llevar a cabo esta colaboración es muy importante potenciar la comunicación. De este modo, la empresa que demanda un servicio debe exponer sus necesidades con claridad. Pero, al mismo tiempo, también debe consultar cualquier tipo de duda con la entidad que ofrece este servicio. Así, podrá conocer cuál es el presupuesto final de esta atención. Incluso antes de formalizar el acuerdo, conviene valorar la atención recibida durante el tiempo previo, ya que este asesoramiento es clave en un equipo profesional. La comunicación es fundamental porque este entendimiento es la base de un verdadero equipo.

3. Empresa con experiencia. Para aquel que dirige una empresa, su proyecto es muy importante. Por ello, al contratar un servicio de este tipo conviene valorar la trayectoria de la entidad. Una empresa de outsourcing con años de experiencia ha acompañado a otros muchos proyectos en momentos clave.

4. Análisis del beneficio. La externalización aporta numerosas ventajas, sin embargo, conviene ir más allá de esta afirmación para concretar cuál es el beneficio principal que esta decisión aporta al negocio. Es importante identificar cuál es la razón y la finalidad de esta medida. El contrato de outsourcing mostrará, por tanto, los puntos más relevantes de dicho acuerdo.

Es recomendable que aquel que tiene la responsabilidad de tomar esta decisión enumere cuáles son, en relación con el caso concreto, las ventajas y los beneficios de externalizar un aspecto específico de la empresa.

 

En conclusión, la externalización de servicios es una de las posibilidades que tienen las empresas, actualmente, para gestionar distintos apartados del proyecto. La mejora constante en la empresa repercute positivamente en el servicio ofrecido al cliente. La innovación es un ingrediente indispensable para evolucionar en un entorno competitivo en el que cada entidad muestra cuál es su valor. Pues bien, el outsourcing es el reflejo de esta búsqueda de la excelencia por medio de la que una empresa cuenta con los mejores profesionales. Y esta innovación, a su vez, fortalece la imagen de marca de aquel negocio que sigue avanzando en esta dirección.
 

En Segurservi tenemos 30 años de experiencia en la externalización de servicios, ayudando a más de 1.000 clientes a optimizar el rendimiento y la rentabilidad de servicios auxiliares como consejería, limpieza, mantenimiento… Para más información por favor haga clic aquí.